Se encuentra usted aquí

Valores de la marca

Celebrar la diversidad

Conservar las raíces locales

Cada hotel de Golden Tulip encarna una amalgama orgánica de elevados estándares internacionales combinados con la personalidad única de las personas que lo gestionan y las idiosincrasias locales de su ubicación. Tomamos nuestra energía de una fusión ilimitada de personas, culturas e ideas. Cuando los huéspedes se alojan con nosotros, disfrutan de una experiencia de hotel exclusiva. Disfrutan de estancias revitalizantes.

Conservar el éxito

Nuestra diversidad representa la fuente de nuestro éxito y del suyo. En el mercado actual, ya no existe un único modelo para todos. Los viajeros, por trabajo o por ocio, cada vez son más distinguidos y sofisticados, con independencia de la categoría de hotel que prefieran. Desean estancias que resulten menos ordinarias y más memorables, capaces de inspirar fidelidad y una repetición de las visitas. Este representa el modelo de Golden Tulip.

Conservar la originalidad

El espíritu emprendedor de los fundadores originales de la cadena Golden Tulip constituye una faceta esencial de nuestro genoma corporativo. Nos negamos a ser una insípida cadena de hoteles calcados. En lugar de ello, nos consideramos una alianza de inversores y explotadores de hoteles, unidos por una visión conjunta de tolerancia, mentalidad abierta y responsabilidad. No importa lo mucho que crezca nuestro grupo, para nuestros huéspedes siempre seremos decididamente humanos.